martes, 30 de octubre de 2007

Los padres de la Psicología... ¿o de la moda?

A lo largo de las décadas los genios del diseño han inventado una serie de prendas que rompieron el esquema en el mundo de la moda y se quedaron como artículos escenciales en el diario vestir del hombre y la mujer de hoy. Pero, ¿fueron los grandes diseñadores, que hoy día conocemos, quienes lanzaron las tendencias que marcaron una época?

He de decir que no.

Para empezar, vemos un Charles Darwin que comienza abriéndose en este mundo de la moda.

Aqui tenemos un primer plano donde podemos ver las tendencias de los años previos al siglo XX. Podemos ver como Darwin es el pionero en lucir sin complejos una generosa calva entre una melena canosa. Otro rasgo a destacar es la barba poblada. Quizá fuera porque no le daba tiempo a acercarse a la barbería (si, lo de la Wilkinson no existía por aquella época) con tanta teoría evolucionista y selección natural.

La pose: mirada al infinito como si pensara demasiado.


Pavlov: Nos situamos en pleno siglo XX y aún la influencia de Darwin sigue vigente como podemos comprobar. La barba poblada se recorta un poco dando protagonismo al bigote y la calva sigue siendo un factor a resaltar.

Los must de la temporada siguen colores neutros del blanco al negro. Los básicos que nunca pueden faltar en los armarios de un buen psicólogo
son la chaqueta negra, la camisa abotonada hasta el último botón, chaleco y corbata negra siguiendo la moda vintage del siglo anterior.

La pose: mirada al infinito (si Darwin triunfó así, por qué iba a ser él menos?)

El padre del psicoanálisis, Segismundo Freud, se atreve a innovar con nuevos estilos. Introduce rayas de tonalidades más suaves en la corbata y en la camisa para hacer contraste. Su gesto hará que pensemos que es una persona seria, fría y responsable; pero este juego de líneas asimétricas nos reflejará todo lo contrario, haciéndonos pensar que se trata un tío amable, simpático y bonachón.

Otro must de la temporada son las gafas redondas de pasta negra y gruesa. La veremos en otros grandes de la psicología y en un joven mago cuyas proezas son conocidas actualmente por todos.

La barba se sigue recortando y la calva... sigue ahi. Y la mirada... al infinito, por qué variar?

Binet ha sido quien más descolocados nos ha tenido a la hora de analizar las tendencias que se proponía introducir. Personalmente creo que Binet intentó introducir en las pasarelas lo que viene siendo el peluquín. Claramente podemos ver en su lado derecho que la calva desemboca en la coronilla de este hombre. Además, ¿quien le iba a decir que Morfeo seguiría su mismo estilo de gafas sin patillas?

Este hombre revoluciona los cimientos de la moda. Para empezar elimina los botones de la camisa, la corbata ya no es la corbata que conocemos, la chaqueta tiene una botonatura cruzada!

Además rompe con el cabello canoso que venía rigiendo en la época, se recorta aún más la barba e implanta los bigotes puntiagudos.
Este le echó huevos... ((pss, pss... La mirada...))

Con Skinner se me acaban las palabras. Este hombre recoge la camisa blanca, corbata y chaqueta que introdujo Darwin en un primer momento, pero a la vez se atreve a modernizar los cabellos canosos, aplastados y sin vida gracias a LÓreal que le ofreció un contrato temporal de un mes para aparecer en unos cuantos spots publicitarios (a color). Se le ve que tiene experiencia con la cámara: es el primero que fija la mirada al objetivo y nos deleita con una sonrisita.

Y que voy a decir de las gafas? Cambiamos la montura por una más dorada y más grande que ocupe toda la cara. Como se llevan ahora las de sol, no?

Calvo, con gafas estrambóticas, con ganas de innovar en el vestuario... ¿Quién nos dice que Rappel no hubiera sido un gran psicólogo?

2 comentarios:

Berta dijo...

Juas, juas, juas. Yo me quedo con Skinner, con su cabeza de bombilla y su look fashion. Pero cuidado, la moda vuelve.

Anita dijo...

QUE BUENO TÍA!!!
DEFINITIVAMENTE ME QUEDO CON SKINNER Y ESE PELILLO REBELDE, CASI PARECE VIVO. GRAN CAMPAÑA PARA LÒREAL. PORQUE LOS PSICÓLOGOS TAMBIÉN LO VALEMOS!!!
ESPEREMOS QUE ESTAS MODAS NO VUELVAN POR EL BIEN DE LA HUMANIDAD...

Anita